adhesivos transparentes troquelados con forma

Las pegatinas, un producto cuya demanda va sin duda en aumento. La razón es más que simple y sencilla y todas tienen que ver con la practicidad, y utilidad que aporta a ese usuario habido de simplificar un trabajo otrora tedioso, como lo es la identificación uno a uno de todo que pone a disposición del cliente en sus vitrinas expositoras.

Cuando cuentas con cientos de frascos, botellas y cajas a las que ponerles nombre y precio, y llega a tus manos un artículo con el que puedes dar identidad y personalidad para ponerlos a la venta, y hacerlo en dos pasos, no dudaras en adquirirlo, haciéndose así indispensable a la hora de hacer este trabajo, el cual repetirás con frecuencia y en virtud de tus crecientes ventas.

En dos movimientos, podrás darle vida a un envase totalmente impersonal utilizando para este fin un dispositivo profesional, personalizado, único y con una durabilidad y calidad incuestionable, que a la vez le dará un tiempo de vida, que estará siempre a la par de la inversión que el usuario haga sobre ellas.

¿Pero cómo es una pegatina transparente y a la vez troquelada?

Daremos respuesta fácil, sencilla y clara, en un lenguaje asequible a quienes no trabajan a diario en el mundo de la imprenta: Por lo general se imprimen a color, o en blanco y negro, depende del deseo de cada cliente, y las intenciones profesionales que se tengan con su elaboración.

En lo que a las medidas se refiere estas siempre estarán sujetas a la superficie y naturaleza estructural que se necesite para cada caso y para cada recipiente a identificar. La troquelada aventaja al resto pues, en su propia estructura, puede asumir la forma que se requiera de ella, es decir, a través de u arduo trabajo hecho en taller, puede conseguirse una forma que va desde la más sencilla circunferencia, hasta la más lograda forma que imite la figura de una llave, una taza de café, una casa, una pieza dental, algún animalito, y un sinfín de figuras que darán imagen corporativa a ese producto que quieres poner cuanto antes a la venta.

En cuanto a la transparencia, no habrá u recurso que dé más protagonismo a la figura elegida que este; la ausencia de color de este soporte, logrará sin duda este efecto visual, logrando ese objetivo que se quiere alcanzar en el que predomine únicamente la imagen elegida, y que el vinilo incoloro sea, ese soporte, ese agarre a la madera, plástico, cristal, acero, aluminio, cartón, o papel folio en el que vaya a colocarse a fin de dar a conocer una marca en cuestión.

Siempre ventajas.

Por lo general, este tipo de identificadores comerciales, publicitarios, propagandísticas, y de eventos sociales, se entregan sobre papel y bovinas, haciéndolas además resistentes a envistes externos como la humedad, calor, el frio, la lluvia, o la manipulación constante de ese recipiente, dando la utilidad máxima a una calcomanía que será e centro de la atención del posible cliente y fuente inagotable de información, para con aquellas personas interesadas en adquirirlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *